Trastornos derivados de un ictus

DOLOR

Los músculos del hombre paralizados no son capaces de ayudar a los tendones a mantener la parte superior del brazo en la articulación del hombre. En consecuencia, el brazo se desencaja de la articulación, lo cual es muy doloroso y puede impedir la rehabilitación de la mano y del brazo.

 

DEPRESIÓN

Después de un ictus, al igual que después de otras enfermedades graves, la depresión es muy común. Frecuentemente no es diagnosticada, reduce la capacidad del paciente para rehabilitarse y perjudica su calidad de vida. Por otro lado, la depresión no sólo afecta a los supervivientes de un ictus, sino también a sus cónyuges o a sus familiares más próximos que se ocupan de sus cuidados. Para muchos pacientes, sus parejas y sus familias, se trata de un lastre demasiado duradero.

 

PÉRDIDA DE FUNCIONES COGNITIVAS

El ictus puede derivar en pérdida de funciones cognitivas, lo cual es aún más común después de un ictus recurrente. También se da en caso de pequeños ictus recurrentes e imperceptibles que a menudo no son diagnosticados debido a carecer de los síntomas clásicos de un ictus. Aun así, cada vez son más graves y reducen la capacidad mental de los pacientes.

 

ESPASTICIDAD

El daño cerebral derivado de un ictus en ocasiones provoca que músculos paralizados se contraigan (se acorten o se flexionen) involuntariamente tras intentar mover un miembro. Esto provoca rigidez y tensión. Con frecuencia los músculos contraídos paralizan las articulaciones de la mano y del brazo de forma permanente en una posición anormal y a menudo dolorosa. Cuando un músculo no puede completar totalmente su amplitud de movimiento, los tendones y el tejido blando que los rodean pueden volverse rígidos. Ello hace que estirar el músculo se vuelva mucho más difícil.

La espasticidad en el brazo puede derivar en un puño cerrado, un codo doblado y un brazo apretado contra el pecho. Ello puede interferir seriamente en la capacidad del superviviente del ictus para realizar actividades cotidianas tales como vestirse. La espasticidad en la pierna puede derivar en una rodilla rígida, un pie torcido y dedos de los pies encogidos.

Todos estos trastornos pueden ser diagnosticados y existen tratamientos para todos ellos.

World Stroke Organization

logo-world-strokeDedicated to improve care for stroke survivors worldwide. 

Read More ...

The Post Stroke Checklist
Improving Life After Stroke

Developed to focus on the need for improved long-term stroke management.

Read More ...

WSC-footer