Infórmese sobre el ictus

Si tomamos un vaso sanguíneo aislado, el flujo sanguíneo del tejido cerebral puede verse obstruido de dos maneras:

1. El vaso sanguíneo se obstruye a causa de un coágulo en su interior (ictus isquémico).

2. El vaso sanguíneo se quiebra, lo que causa una hemorragia cerebral (ictus hemorrágico).

Ictus isquémico

El ictus isquémico representa alrededor del 87 por ciento de los casos.

Los ictus isquémicos se producen como resultado de una obstrucción de un vaso sanguíneo que irriga el cerebro. La disfunción subyacente para este tipo de obstrucción es el desarrollo de depósitos grasos a lo largo de las paredes de los vasos sanguíneos. Esta disfunción se denomina arteriosclerosis. Estos depósitos grasos pueden causar dos tipos de obstrucción:

  • La trombosis cerebral consiste en el desarrollo de un trombo (coágulo de sangre) en la parte obstruida del vaso sanguíneo.
  • El embolismo cerebral se produce generalmente a partir de un coágulo de sangre que se forma en otra ubicación del sistema circulatorio, normalmente en el corazón o en las grandes arterias del tórax superior o del cuello. Una porción del coágulo de sangre se desprende, entra en el flujo sanguíneo y se desplaza a través de los vasos sanguíneos del cerebro hasta que alcanza un vaso sanguíneo demasiado fino que no permite su paso. Una segunda causa importante del embolismo es un ritmo cardiaco irregular conocido como fibrilación auricular. Esta disfunción provoca coágulos en el corazón que pueden desprenderse y desplazarse hasta el cerebro.

Ictus hemorrágico

El ictus hemorrágico representa alrededor del 13 por ciento de los casos de ictus. Es el resultado de un vaso sanguíneo débil que se quiebra y cuya sangre inunda la zona cerebral circundante. La sangre se acumula y ejerce presión sobre el tejido cerebral afectado. Existen dos tipos de ictus hemorrágicos: la hemorragia intracerebral y la hemorragia subaracnoidea.

Son dos los tipos de vasos sanguíneos débiles que generalmente causan el ictus hemorrágico: los aneurismas y las malformaciones arteriovenosas (MAV). Un aneurisma es la inflamación en forma de globo de una región debilitada de un vaso sanguíneo. Si no se trata, el aneurisma continua debilitándose hasta que se fractura y causa una hemorragia cerebral. Una malformación arteriovenosa (MAV) es un grupo de vasos sanguíneos formado de forma anormal. Cualquiera de estos vasos sanguíneos puede romperse, causando también una hemorragia cerebral.

Fuente: La información de esta página ha sido elaborada y cedida a la Organización Mundial del Ictus (WSO) por la Asociación Americana del Ictus, miembro de la WSO.

Para más información sobre las mujeres y el ictus, consulte la siguiente bibliografía especializada (en inglés).

World Stroke Organization

logo-world-strokeDedicated to improve care for stroke survivors worldwide. 

Read More ...

The Post Stroke Checklist
Improving Life After Stroke

Developed to focus on the need for improved long-term stroke management.

Read More ...

WSC-footer